mié. Jul 15th, 2020

El extranjero en Vallarta que ha conservado más naturaleza que el gobierno

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


Hay un rincón de 26 hectáreas, situado en lo profundo de la sierra y la selva, que es un punto totalmente obligado para visitar tanto a extranjeros como a los habitantes de esta región. Se trata del Jardín Botánico, un enclave que conserva unas 900 especies de plantas endémicas de esta parte de México, así como de distintas partes del mundo.

El responsable del proyecto es Robert Price, un ciudadano estadounidense radicado en Puerto Vallarta, y quien junto a un equipo de protectores y conservadores, hacen que este lugar sea vital para la conservación de flora y fauna de la región.

Y es que a este complejo de jardines y senderos botánicos acuden distintas especies de aves, como los pericos verdes, a reproducirse. También, jaguares merodean los alrededores, armadillos, venados y jabalíes.

No obstante, la envergadura en la tarea del Jardín Botánico de Puerto Vallarta no radica en su tamaña, que es mínimo en comparación a la selva; sino en que muestra a cada uno de sus visitantes la riqueza natural que vale la pena conservar, y así propicia una consciencia colectiva de sustentabilidad.

Además, el Jardín se sitúa junto al río Los Horcones, un cuerpo de agua dulce que es vital para las especies marinas en la bahía de Banderas, pues desemboca en Boca de Tomatlán. Robert hace una labor altruista junto a su equipo, quienes mantienen recorridos guiados y un restaurante ecoturístico para sostener los gastos de la crianza de plantas y mantenimiento de los senderos, los cuales hacen sentir al caminante que se pierde en una película de hadas.

El Jardín Botánico de Puerto Vallarta se encuentra a unos 45 minutos del Centro de la ciudad, tomando la carretera federal 200 y pasando Boca de Tomatlán. El año pasado, fue reconocido en Garden Tourism Awars, organizados por la Canadian Garden Council, como uno de los 10 mejores de todo el continente nortamericano, lo que lo posiciona también como el mejor de México.

Ante los embates de distintos proyectos inmobiliarios en la zona, promovidos desde algunas esferas del gobierno, la ciudadanía ha contrastado como mientras unos buscan construir concreto para beneficio económico de ciertos sectores, otros, como Robert Price, promueven el ecoturismo como mejor fuente de economía local sin dañar a la naturaleza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *