mar. Ago 11th, 2020

Él salvó a una laguna con cocodrilos; falleció ‘Tino’, conocido restaurantero vallartense

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta


En días pasados sacudió la noticia del sensible fallecimiento de Florentino Carvajal Ramírez, un destacado restaurantero de Puerto Vallarta, quien era bien afamado tanto entre las altas esferas de la socialité local, como entre artistas y políticos que visitaban sus restaurantes, pero también estimado por la población vallartense y de Bahía de Banderas.

Y es que, en los años 80, “Tino” era una persona de la clase obrera que trabajaba en hoteles y restaurantes, como la mayoría de los vallartenses, viviendo gracias al apogeo del turismo. Poco a poco, siendo mesero, logró ahorrar dinero para consolidar su propio establecimiento de comida.

Fue así que lo inauguró en la década de los 90, allá en El Pitillal, el famoso “Tino’s Mariscos”, que cobró rápidamente mucho prestigio por su calidad gastronómica y buen servicio para quien sea que entrase a degustar.

Ante el éxito del primero, Florentino decidió ir más lejos, y abrió Tino’s “La Laguna”, sobre el primer boulevard de ingreso a Nuevo Vallarta. Sin embargo, lo que convierte en un sitio muy especial a este segundo establecimiento, es su localización.

Pues está justamente al ras de una preciosa laguna con manglares, en la que viven cocodrilos y tortugas, quienes ahora están rodeados de hoteles, campos de golf, prácticamente aislados del resto de lo poco que queda de su ecosistema original.

Gracias al restaurante, que se estableció en este terreno, es que esta laguna no fue fraccionada y rodeada por un campo de golf u hotel como los otros cuerpos de agua de la zona, y conserva un paisaje muy digno y verde, con sus arbustos, manglares, aves exóticas y cocodrilos a la simple vista del comensal.

Los empleados y cuidadores del restaurante toman mucho cuidado del medio ambiente en el lugar, alimentan a las tortugas, procuran que no haya basura y mediante un balcón panorámico donde hay varias mesas, permiten que el visitante aprecie la riqueza natural que se está preservando, haciendo consciencia de su importancia.

El famoso pescado zarandeado es como pocos en este restaurante, sus platillos están cocinados con la mejor destreza de la región. Sin duda alguna no son pocos los que recordarán a Tino como un gran hombre y amigo, exitoso empresario restaurantero que empezó desde abajo, y siempre perteneció a la clase trabajadora vallartense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *