lun. Sep 21st, 2020

HISTÓRICO: Puerto Vallarta rescata a CINCO cruceros de quedar a la deriva sin destino por COVID-19

Reporteros Vallarta Opina
Puerto Vallarta


Un hecho histórico se registra en las inmediaciones de la terminal marítima de Puerto Vallarta; y es que, en este momento, cuatro cruceros turísticos se encuentran fondeados en la bahía, siendo hospedados por la Capitanía de Puerto, ante el incierto destino que tenían por la cancelación de todas las operaciones navieras tras el estallido de la pandemia de COVID-19.

Se trata del Oosterdam, el Westeram y el Eurodam, de Holland American Line; mas el Norwegian Joy; los cuatro cruceros han arribado con sus tripulaciones, mismas que llevaban en algunos casos hasta medio mes sin tocar puerto, por el cierre mundial de fronteras.

Ha sido el Gobierno de México quien ha abierto las puertas de sus terminales marítimas, para que las navieras amarren o hagan fondear sus cruceros, en medio de una crisis global donde los puertos en los que usualmente tienen base las enormes embarcaciones, están llenos de otras embarcaciones o en territorio altamente infectado por COVID-19.

A los cuatro anteriormente mencionados, se les unirá a más tardar el miércoles el Maasdam, también de Holland American, que viene de San Diego, California; ahí desembarcó a 834 pasajeros, cuyo viaje se vio interrumpido por la crisis y que la tripulación del barco tenía miedo de no poder hacer regresar a casa.

Finalmente, en el puerto estadounidense pudo hacer descender a sus pasajeros, la semana pasada. Pero el crucero no podía quedarse, así que emprendió el rumbo hacia la costa de Jalisco. Situación similar han experimentado las otras 4 embarcaciones que ya se encuentran en aguas de la bahía.

Cabe destacar que las navieras del mundo se encentran desesperadas por encontrar puertos a los cuales hacer arribar a sus barcos con tripulaciones y poder mermar las pérdidas económicas con el ahorro de combustible; pero además, hacer mantenimiento a sus cruceros y dar reposo a sus tripulantes, que corrían el riesgo de verse inmersos en una crisis humaniaria en medio del océano, si algo fallaba en el funcionamiento de la nave..

Muchas naves aún se encuentran en aguas internacionales o altamar esperando un destino donde atracar, toda vez que el desembarco de emergencia y repatriación de pasajeros ha significado un enorme dolor de cabeza para las empresas dueñas de cruceros.

Por ahora, estos cinco cruceros han encontrado un refugio en Puerto Vallarta, que aún está lejos de los efectos biológicos de la pandemia y es un lugar en el que los tripulantes pueden reabastecerse de insumos médicos y comida, pues el futuro que les espera es absolutamente incierto.

Cabe mencionar que, en todo momento, las autoridades han cuidado la protección de la población local, con cuarentenas y revisiones sanitarias a las tripulaciones antes de poder realizar cualquier movimiento en puerto, en afán de descartar que algún trabajador de las naves esté infectado con COVID-19.

El Eurodam y el Westerdam, fondeados en la bahía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *