sáb. Jul 11th, 2020

Taxistas de Vallarta cobran $30 por un viaje; “no hay nada en el puerto”, dicen afectados

Reporteros Vallarta Opina
Puerto Vallarta


“Ya no hay nada, se fue el turismo y poca gente sale como antes, así que lo que sea es bueno, por ahora, por la crisis esta del virus”, señaló Juan, taxista al que abordamos viajando desde Galerías hasta Las Glorias. El viaje nos costó únicamente 40 pesos, cuando usualmente un traslado así no baja de 100 – 80 pesos.

El otro día, otro colaborador de este Diario viajó desde Las Juntas hasta la Marina. ¿Cuánto pagó? ¡30 pesos! Eran las 7 de la mañana. ¿Cuando se había visto un viaje en taxi de Puerto Vallarta a 30 pesos? Y es que, ante la masiva huída de turistas y la cuarentena voluntaria desatada por la pandemia de COVID-19, los taxistas “apenas y sacan para la gas, o a veces, ni eso”.

Atípicamente, los taxistas están bajando sus precios para poder subir pasaje, aunque sea algunos cada día; han expresado en redes sociales la necesidad de subsidios, pedido a sus sindicatos ingresos y ayudas extras. Hasta el momento nada les ha sido dado.

Y es que todavía plataformas como Uber e InDriver operan en la ciudad, también con bajas para sus choferes, pero es más fácil que la gente pida un viaje desde su casa utilizando su celular con dichas aplicaciones, a que llame al sitio o a un taxista, o salga a la calle a levantar la mano, para trasladarse.

Inédita es la situación, para que los taxistas en Puerto Vallarta esten bajando sus costos al mínimo, con tal de poder seguir trabajando. Pero ya ni siquiera en el Aeropuerto hay tanto pasaje, según nos comenta otro chofer que solía recoger a mucha gente ahí.

Ya ni se diga de la terminal marítima, donde a la llegada de los cruceros, era u muy selecto grupo de taxistas con autos ejcutivos y touroperadoras con camionestas, los que todo el día paseaban a los turistas para llevarlos a determinados lugares, por tarifas que oscilaban entre los 400 y los 800 pesos. Pero con la cancelación de todo arribo, las inmediaciones de la API lucen vacías.

“Ya nos quedamos sin chamba, porque mira, no hay mucha gente. Ya no hay nada aquí en el puerto, ahora hay que agarrar en El Pitillal, en las colonias, pero es poco, por el virus ese ya se quedó vacío y ni la gente sale como antes”, dijo con cierta frustración nuestro chofer de Las Juntas a Las Glorias.

El sector de los taxistas es, sin duda, uno de los más golpeados ahora que no hay ni turismo llegado en avión, ni barcos. Tampoco hay demasiado movimiento en el Centro y el Malecón, donde cientos usualmente hacen sitio. Porque bares, antros y restaurantes han cerrado. Los choferes que usualmente alimentan a sus familias con el sustento de los viajes diarios, no tiene certeza sobre que será de ellos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *