sáb. Sep 19th, 2020

“Es como hace 50 años”: vecinos cuentan apariencia de Los Muertos por cuarentena

José Reyes Burgos

Puerto Vallarta

“Se juro, ya no me acordaba, pero este silencio, tranquilidad, el viento y nada másas que eso sonando, sin los camiones ni el ruido de la gente. Así era hace 40 o más, 50 diría, 50 años”, dice a Vallarta Opina “Don Faustino”, que casi toda su vida ha residido en el viejo Vallarta.

Aguas azules. / Vallarta Opina

Salió a comprar fruta con su tapabocas, y nos cuenta, aprovechó para ir a ver la playa, “nada más para tomar aire fresco”, porque tiene ya dos meses encerrado en casa.

Él es un hombre mayor, no nos quiso decir su edad y exacta, y por respeto, no insistimos en la pregunta. Si nos comentó: “cuando yo llegué aquí, no había hoteles ni nada. Esto era la playa para todos, pero era tranquilo, era el paraíso escondido que nomás los que sabían visitaban. Pocos gringos, apenas empezaba. Era tan tranquilo, como hoy, porque pues hoy la gente por lo del bicho (el virus COVID-19), no sale, no viaja”.

Parece otra época / Vallarta Opina.

Él no tiene miedo, salió por su fruta, eso sí, respetando la sana distancia. “Ya estoy grande para estás cosas. No voy a tener miedo, disfruto lo que me queda”, fue su último comentario antes de partir a su casa.

Por otra parte, Juan, un comerciante informarl, yace con sus amigos sentado en la banqueta, en el parque Lázaro Cárdenas, sin hacer nada.

“No hay nada, todo está, ahora sí, que como dice la playa pa’ los muertos”, y se ríen el y sus compañeros.

Nos relata que así de tranquilo le cuenta ‘su apa’, que está en casa. “Él tiene 57 años, nació en Talpa pero se vino a trabajar cuando el turismo empezó bien, y si le decía que esto ha crecido mucho, que antes aquí era tranquilo, muy diferente a hoy”.

Playa vacía, silenciosa y sin gente / Vallarta Opina

En este sentido, todos los vecinos y los pocos residentes extranjeros que están en la Zona Romántica, han reconocido a un invitado inusual: la calma.

La playa donde se sitúa el muelle de Los Muertos, yace vacía, toda el área se vislumbra sin gente, con un silencio que recuerda a los precios meros años de vida de Puerto Vallarta, entre palmeras y casas de adobe y ladrillo.

Son sin duda históricas las escenas que pocos han podido presenciar en la zona (por aquello de que hay que quedarse en casa). Las aguas, al no estar revueltas con sedimento por el movimiento de personas, lucen increíblemente azules.

Es una postal que pasa a la historia en medio de la mayor crisis turística jamás registrada para la región, en contexto de una pandemia global que todavía no se termina de sufrir.

Playa de Los Muertos en 1955. / Adán Mantecón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *