mié. Jul 15th, 2020

“Abriremos aunque haya riesgo. Necesitamos ocupación”: hoteleros

Eugenio Ortiz Carreño
Puerto Vallarta

Los hoteleros de Puerto Vallarta urgen la reapertura, que comenzará el lunes, y están dispuestos a asumir los riesgos sanitarios de comenzar reabrir sus instalaciones pese a que la pandemia sigue activa, pues necesitan generar ingresos y sus trabajadores volver a tener empleo.

Así lo dejó en claro el presidente de la Asociación de Hoteles de Riviera Nayarit, Jesús Carmona, quien también acotó que “hay que ser realistas”, pues de inmediato habrá muy poca ocupación, pero aún asi esta será útil.

El directivo hotelero participó en la reunión en la que estuvieron presentes más empresarios hoteleros y los Secretarios de Turismo de Nayarit y Jalisco, Germán Ralis, y Ana Cecilia Llanos Guzmán, donde según dijo, prevaleció un ambiente positivo para reabrir la actividad de la mejor manera posible.

“Es importante reconocer que al abrir, los hoteles tendrán cuando mucho un 25, 30 o 40 por ciento de ocupación, y será el mercado nacional el que reaccionará primero y eso permitirá a la gente tener trabajo y entre “más rápido se avance y se reative, mejor”, recalcó el dirigente de los hoteleros.

Afirmó que en la reunión que se llevó a cabo el martes pasado, se revisaron los protocolos y se definieron los procedimientos para las reaperturas de restaurantes, bares, hoteles y playas. Lo bueno es que fue una reunión muy positiva, y en la que se vió toda la disposición para trabajar coordinada y hermanadamente con Puerto Vallarta.

“Una vez más se vio la necesidad de abrir ya, y obviamente trabajar más de la mano ambos destinos  y ambos Estados, con las autoridades tanto locales como estatales, aquí lo que importa también es seguir los protocolos correspondientes, lo cual es muy válido”.

En este sentido “la hotelería está lista”, cuenta con sus propios protocolos que se homologará con el “protocolo base”, pero se van a aplicar de manera estricta. “Nosotros como empresa lo que queremos hacer es que esa base que se tenga como protocolo lo único que va a pasar es que se va a mejorar y cada hotel es diferente”.

Estableció que al iniciarse la reapertura, se debe hacer los hoteles como lo que son, de sol y playa con sus albercas y playas. Se debe estar consciente, insistió, en que al abrirse, “no van a venir 100 mil visitantes al otro día, la hotelería va a empezar de menos a más, y vamos a empezar con mercado nacional”.

Todo va a empezar muy despacio, porque hay hoteles como los Riu, que nada más van a abrir un hotel, Marival también solo va a abrir un hotel, porque es es empezar de menos a más… pero “como se dijo en la reunión, señores, el riesgo lo tenemos que tomar, pero ya”.

Insistió que se debe empezar a engrasar la máquina de la economía porque hay un efecto dominó, y “al haber un efecto dominó, si no hay hotelería ni playa, no hay turismo, los restaurantes sufren, hasta el taxista sufre…”

Por eso, insistió “tenemos que reactivar, tiene que ser algún día y que mejor para aprovechar ahorita que viene el verano y empezar poco a poco” y recordó la famosa frase “es mejor tener el 10 por ciento de algo, que el 100 por ciento de nada”.

Consideró que según se tiene previsto, la reapertura va a iniciar con las pequeñas y medianas empresas y al ultimo se va a dejar a la hotelería, y eso puede ser una o dos semanas, pero todo depende del comportamiento de esta pandemia.

A quienes temen que se produzca un efecto “Zara”, dijo que riesgos siempre los va a haber, pero “no nos engañemos, no sabemos qué va a pasar a la hora de la reapertura, lo que tenemos que hacer es abrir una vez más, con protocolos de sanidad e higiene que realmente la gente se concientice, y la primera gente que vamos a tener en la playa va a ser la gente local que ya quiere salir”.

Estimó que gracias a esta situación “estamos aprendiendo de una situación extraordinaria, gracias a Dios vamos caminando aprendiendo, con tropiezos pero nos hemos levantado, vamos caminando y ahora lo que necesitamos realmente es reactivar la economía hotelera que hay en ambos lados”.

Insistió en ser realista y reiteró que la situación económica está muy deteriorada. “Vamos a abrir, los hoteles van a tener un 25, 30 0 30 del personal, el resto de la gente no va a tener trabajo, por eso entre más raṕido avance y se reactive, es mejor”.

Hizo un reconocimiento a la labor realizada por Mark Murphy con la Oficina de Visitantes y Convenciones, que sigue mandando boletines tras boletines, a las agencias de Estados Unidos y Canadá, de latinoamérica diciendo “aquí estamos”, “ya mero abrimos”, no deja de promover e intercambiar con el destino.

“Ya se tienen líneas aéreas pendientes de cuando se abre, agencias mayoristas preguntan cuando se abre. Eso es buena expectativa, pero seamos realistas, la meta es iniciar con un 30 o 40 por ciento de ocupación. El tema es que no se sabe, no se puede calcular. hay muchos factores… mercado americano, mercado canadiense, a donde había 80 vuelos diarios, y ahora hay cuatro. Son los temas, pero lo primero es lo primero es abrir, con protocolos higiénicos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *