mié. Sep 23rd, 2020

“Estamos sanos. ¿Porqué no podemos ir a casa?: tripulantes de crucero en Vallarta

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

Aún hay más de mil 200 tripulantes atrapados abordo del Koningsdam, de Holland America Line, que cumplen cerca de dos meses y medio de no tocar tierra y desean ser repatriados a sus países para ver a sus familias. El barco se encuentra fondeado frente a Puerto Vallarta, dentro de la bahía, y es visible desde tierra.

Hace dos días, Vallarta Opina pudo ponerse en contacto con una de las tripulantes abordo, quien originariamente trabajaba como parte de la tripulación del Seabourn, pero fue transferida al Koningsdam, igual que las tripulaciones de otros 6 cruceros más.

Los tripulantes provienen de más de 70 países. Apenas el viernes 20 mexicanos abordo fueron dejados desembarcar, pero el Gobierno de México aún no toma una decisión sobre el resto de los ocupantes de la nave.

Hoy, otro tripulante se puso en contacto con la redacción de Vallarta Opina, reiterando el llamado de la tripulación al sentimiento humanitario, pues todos desean volver a ver a sus familias.

Señaló que el Grand Princess zarpó en la mañana de Puerto Vallarta rumbo a Panamá, al tener poco combustible, apenas suficiente para poder completar un viaje al Atlántico. Joana Abreu, la primer tripulante en hablar con Vallarta Opina, confirmó este dato y afirmó que la mayor parte de la tripulación del otro crucero fue transferida al Koningsdam.

El segundo tripulante, que pidió no relevar su nombre, señaló que en el caso de algunos, incluso tienen 10 meses en altamar pues ya estaban en servicio cuando la pandemia estalló, la mayoría cumplen dos meses y medio sin tocar tierra.

“Es muy difícil para nosotros, una gran presión, porque no sabes tu destino, no sabes lo que va a suceder mañana, ni el día que sigue. En Carnival Corp tenemos 4 suicidios. La gente se está quebrando. Imagínate que tienes una situación en casa, alguien cercano a tí fallece y no puede estar ahí para apoya a tu familia para apoyarlos ni para ser parte del proceso de recuperación. Eso es algo de lo que puede suceder mientras estamos aquí”, dijo el tripulante extranjero a Vallarta Opina.

El en concreto se refiere a las almenos cuatro muertes sospechosas de suicidio dadas a conocer en la última semana, en cruceros alrededor del mundo con situaciones de confinamiento e incertidumbre similares a las del Koningsdam.

Incluso, el tripulante, un hombre, señaló que tanto su país de origen ha autorizado su repatriación como la naviera ofrecido comprar los boletos de avión, únicamente faltando la autorización de gobierno mexicano para poder realizar la operación.

“Entonces te preguntas a tí mismo: ‘bueno, está bien, ¿porqué no puedo ir a casa?’ Mi gobierno ha autorizado mi aterrizaje en el aeropuerto, la compañía (Carnival Corp) ha dicho que compró boletos de avión para nosotros. ¿Entonces? Veo aviones despegar del Aeropuerto cada cierto tiempo, pero por alguna razón, seguimos aquí, sin aparente razón. Todos estamos sanos”, narró.

El tripulante también señaló que, aún después de tanto tiemo en altamar, icnluso superior al periodo de cuarentena reglamentario, todos se toman la temperatura dos veces al día y ninguno ha presentado síntomas de gripe, mucho menos de COVID-19.

Hasta este momento, el gobierno mexicano, a través de las instancias federales como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Capitanía de Puerto y la Secretaría de Salud, no han expresado postura al respecto de si dejarán o no descender a los extranjeros, aunque ha trascendido extraoficialmente que mantienen negociciones con la navierapara este cometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *