vie. Sep 25th, 2020

(VIDEO) Continúan los ARRESTOS a paseantes en Vallarta, por orden de Alfaro

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

En seguimiento a lo dispuesto por el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, máxima autoridad sanitaria de la entidad, continúan los operativos y arresto de personas en el municipio de Puerto Vallarta por parte de elementos de Policía Municipal y Turística.

Ya que el Acuerdo Sanitario de Jalisco, publicado por el gobierno de la entidad, estipula sanciones desde multa hasta arresto de 36 horas por permanecer en la vía pública sin un motivo justificado para hacerlo, no estar utilizando cubrebocas, y violar la declaratoria de contingencia sanitaria.

Así fueron arrstadas las dos personas en Marina Vallarta.

Ya a principios de esta semana, se volvió noticia nacional el arresto de una mujer a manos de la policía de este municipio, presuntamente bajo el alegato de estar paseando en el Malecón mientras ingería bebidas alcohólicas. La escena fue evidenciada en un video que fue grabado por un ciudadano local y subido a su Facebook.

El día de ayer, nuevamente, distintas personas grabaron el arresto de una mujer y un hombre, este último aparentemente extranjero. Presuntamente, ambos habrían sido encontrados por la policía paseando a sus perros cerca del malecón de Marina Vallarta, donde se muestra la detención.

Es el Gobierno de Jalisco el que estableció la “tolerancia cero” para aquellos que incumplan las medidas de precaución por la contingencia sanitaria, mismas que fueron expuestas en diversos videos por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Así lo expresó el gobernador de Jalisco en su momento:

El video que circula en redes sobre el arresto en Marina Vallarta muestra al presunto extranjero gritando a los testigos peticiones para que lleven a sus perros de regreso a su domicilio en la zona.

Cabe destacar que los policías continúan resguardando playas y áreas comunes de la franja turística, con la encomienda de no dejar pasar a nadie además de pescadores que busquen extraer para sobrevivir. La llamada Jornada Nacional de Sana Distancia termina el próximo 1 de junio, sin embargo, no necesariamente se levantarán las medidas de contingencia sanitaria ese día, sino con base a un semáforo de nivel de transmisión del virus estipulado por municipio, señaló la Secretría de Salud federal.

No deben arrestar a personas: López Gatell

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, Hugo López Gatell, señaló a finales de abril que no debe haber autoridades deteniendo ciudadanos o usando la fuerza coercitiva para impedir el aislamiento social, ya que en México “no existe estado de excepción”

La razón principal, es debido a que ” está no es la forma preferente por cómo se puede reducir la movilidad. La intervención está dirigida a los elementos estructurales que hacen que la gente se mueva”, como centros de consumo o lugares recreativos, por lo que no deben implementarse medidas dirigidas directamente hacia la población.

Esto, lo dijo el funcionario federal luego de que distintos municipios y estados del país implementaran medidas de carácter obligatorio e incluso realizaran detenciones, por no utilizar cubrebocas en a vía pública o estar en la calle sin un motivo. El mensaje lo ha reiterado en distintas de sus conferencias a lo largo de la contingencia sanitaria.

Posteriormente, la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado en donde exhortó a los estados y sus municipios a respetar las garantías individuales en el marco de la emergencia sanitaria.

“La Secretaría de Gobernación, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, hace un llamado a las autoridades estatales y municipales para que no apliquen medidas que restrinjan derechos de las personas durante el periodo de la pandemia a causa del virus SARS-CoV2 (COVID-19), además de asegurarse que tienen competencia explícita y que dichas medidas son proporcionales.

Lo anterior, toda vez que corresponde dicha subsecretaría observar que los tres órdenes de gobierno cumplan con los preceptos constitucionales, se respeten y garantice el ejercicio de los derechos de las personas.

La emergencia sanitaria no representa el establecimiento de un estado de excepción y suspensión de garantías.

Tras la declaratoria de la fase 3 por la epidemia de COVID-19 en México, es imperante hacer un llamado a las instituciones públicas para reforzar la solidaridad y atenuar las reacciones de miedo e intolerancia que se han presentado en este contexto.

Las autoridades federales, estatales y municipales deben aplicar las medidas emergentes con apego irrestricto a los derechos de las personas, y frenar todo abuso de autoridad, amenazas o castigos a la población. La sociedad en su conjunto debe ser corresponsable y acatar estas medidas de forma solidaria, sin vulnerar los derechos de terceros”, dicta el exhorto.

Como dato, en Jalisco y Nayarit, los municipios han ordenado a sus fuerzas policiales realizar detenciones a personas que no respeten el aislamiento social y salgan al exterior sin justificar un motiv esencial, e impuesto el cubrebocas como medida obligatoria para salir a la calle.

Pero sobre el cubrebocas, el subsecretario López Gatell ha señalado que su uso no garantiza evitar los contagios de COVID-19.

“Los cubrebocas son dispositivos que tiene un efecto mecánico de retención de las partículas líquidas que provienen de la nariz, la boca, la faringe, que son el medio por el que se transiten muchos agentes infecciosos que causan enfermedades respiratorias

“Basado en este principio, cuando existe una enfermedad epidémica se ha considerado que potencialmente pueda usarse un cubrebocas para evitar el contagio”, señaló el funcionario federal.

Sin embargo, sostuvo que hay factores, basados en la evidencia científica, que no dejan claro si las personas que no están enfermas y usan cubrebocas se están protegiendo realmente de contraer el virus.

Por ejemplo, mencionó, los virus respiratorios entran también por los ojos. Entonces, aunque una persona tenga cubierta nariz y boca, si los ojos están desprotegidos, hay riesgo de contagio.

A esto se suma que entre la comunidad se hace un mal uso a los cubrebocas, contrario a lo que ocurre dentro de los hospitales, donde el personal médico sí está capacitado para esta herramienta, refirió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *