sáb. Sep 26th, 2020

“Los niños de Vallarta quieren volver a clases”: el reto de los colegios ‘en línea’

José Reyes Burgos
Puerto Vallarta

Miles de niños continúan sin poder regresar a clases presenciales en Puerto Vallarta debido a la vigente contingencia sanitaria. En su lugar, han debido cumplir sus deberes académicos a través de uso de la tecnología, con videoconferencias en directo con sus profesores.


Esta ha sido una dinámica que a muchos les ha venido a cambiar la manera en que entienden la escuela. Sobre todo en una ciudad tan particular como Vallarta, donde los pequeños se vuelven muy adeptos a sus maestros, a quienes fácilmente van a encontrar en la calle, por ser una población relativamente reducida.


El reto de dar clases en línea ha sido grande, sobre todo con los más pequeños, que a veces no entienden realmente lo que sucede.
“Un reto grande ha sido poder lograr llegar a un punto medio en el ritmo de aprendizaje de los niños, porque cuando venían, cada uno tenía un ritmo diferente, algunos más rápido, otros más lento, y ahora en línea hay que buscar el equilibrio para todos, pero trabajamos en eso con todo nuestro empeño”, relata a Vallarta Opina en Línea la profesora Lorena Guadalupe Rosas, coordinadora académica en el Colegio Millaray Montessori de Puerto Vallarta.


Con un alumado que abarca los niveles  de maternal, preescolar y primaria, el Millaray Montessori de Puerto Vallarta es un colegio que educa a sus alumnos con mucho empeño cuando están en las aulas, utilizando materiales para que aprendan y profesores que atienden el ritmo de cada estudiante, según su edad, ritmo y necesidades. 


Pero la pandemia lo vino a cambiar todo. No obstante, relata Lorena, los profesores han tenido que adaptarse y llevar este método de aprendizaje interactivo a la pantalla y el hogar, para que el niño se sienta en clases y no pierda su ritmo de estudio.


“Hemos estado en comunicación con los papás, para ver en qué podemos ayudarles para continuar el proceso de educación de sus hijos (…), varios ya entraron otra vez a trabajar, así que ha sido un reto hacer que los niños se puedan conectar, pero los apoyamos, tienen material que les proporcionamos con las guías y ellos así pueden elaborar sus actividades desde casa, con el maestro dándoles clases en línea”, relata Lorena.


Al final, reconoce “los niños quieren regresar a clases, extrañan el recreo, extrañan las aulas, extrañan a sus compañeros, pero los están haciendo bien y están aprendiendo, con nosotros si y esperamos que pronto las circunstancias mejoren”.


Cómo el reconocido Colegio Millaray Montessori, hay cientos de planteles en Puerto Vallarta que han tenido que asumir esta enorme tarea y adaptarse a ella de un día para otro, la de las clases a distancia.
Las autoridades estatales en materia educativa han señalado que no hay una fecha para el regreso a las aulas, aunque previamente confundieron al afirmar que en octubre podría darse la vuelta a los salones, si las condiciones así lo permitían.


Lo cierto es que, en este período, las circunstancias han permitido a los niños vallartenses demostrar su voluntad para estudiar y a los padres de familia hacer equipo con sus hijos y los maestros de estos, como nunca antes.


Las lecciones aprendidas serán varias. Por lo pronto, la tecnología ha permitido no retrasar el aprendizaje de quienes sin duda alguna serán una generación con una experiencia única de curso escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *